Estoicismo > Blog de estoicismo

Estoicismo vs Budismo – ¿Cuál es la diferencia?

Tabla de contenidos

Existen algunas similitudes sorprendentes entre el estoicismo y el budismo, pero también algunas diferencias significativas.

Aunque estas dos filosofías se originaron en siglos distintos y a miles de kilómetros de distancia, ambas son filosofías prácticas que ayudan a los individuos a encontrar la paz y la felicidad a partir de una fuente interior, en lugar de hacerlo a partir del mundo exterior.

Si buscas la verdad y el camino hacia una buena vida, tanto el budismo como el estoicismo ofrecen mucho material para explorar y reflexionar.

Veamos algunas de las principales similitudes y diferencias entre estas dos escuelas de pensamiento.

¿Qué es el estoicismo?

El estoicismo fue fundado hacia el año 300 a.C. por Zenón de Citio y es una escuela filosófica helenística. Una de las ideas centrales del estoicismo es que la virtud es el único bien y el vicio el único mal. Muchas cosas que generalmente consideramos buenas o malas no lo son a los ojos de los estoicos, sino que tienen valor como «material sobre el que puede actuar la virtud».

El objetivo del estoicismo es la consecución de la eudaimonía (felicidad, prosperidad o buen espíritu) mediante una vida virtuosa en armonía con la naturaleza.

Hay cuatro virtudes básicas en el estoicismo, que también se encuentran en otras escuelas de filosofía clásica y en la teología cristiana. Estos son:

  • Sabiduría
  • Valor
  • Justicia
  • Templanza

Los estoicos también creían que el comportamiento de una persona es mejor indicador de su filosofía personal que lo que dice. También creían que los errores de juicio suelen conducir a ciertas emociones destructivas y que éstas pueden superarse desarrollando el autocontrol y la fortaleza. Según la cosmovisión estoica, un sabio o un sabio debe ser emocionalmente resistente ante la adversidad o la desgracia.

El estoicismo floreció en el mundo griego y romano hasta el siglo III d.C. y ejerció una importante influencia en la historia de Occidente en los milenios posteriores. Uno de los seguidores más famosos del estoicismo en el mundo antiguo fue el emperador romano Marco Aurelio. Sin embargo, cuando el cristianismo se convirtió en la religión estatal de Roma, el estoicismo decayó.

A lo largo de la historia ha habido varios renacimientos del estoicismo. El estoicismo surgió durante el Renacimiento y actualmente está experimentando un importante renacimiento estoico en forma de estoicismo moderno.

Es difícil resumir el estoicismo en unos breves párrafos, así que aquí encontrarás una guía completa sobre el estoicismo.

¿Qué es el budismo?

El budismo es una de las mayores religiones del mundo y se originó en la India hace 2.500 años. Basándose en las enseñanzas de Buda Gautama, hay más de 520 millones de budistas en el mundo, lo que supone más del 7% de la población mundial.

Es difícil resumir el budismo en un solo párrafo, ya que existen muchas creencias, tradiciones y prácticas espirituales diferentes que se engloban bajo el término general de budismo como filosofías basadas en las enseñanzas de Buda.

Sin embargo, entre los conceptos más importantes del budismo están las Cuatro Nobles Verdades y el Noble Óctuple Sendero.

Las Cuatro Nobles Verdades, tal como las desarrolló Buda, son:

  • Dukkha – La vida es sufrimiento
  • Samudaya – la miseria está causada por el deseo y el apego
  • Nirodha – Es posible escapar del ciclo de la miseria
  • Magga – El camino para acabar con el sufrimiento es el Noble Óctuple Sendero.

Los ocho pasos que componen el Noble Óctuple Sendero son los siguientes:

  • Visión correcta – Comprensión de las Cuatro Nobles Verdades.
  • Elección correcta – Tener la motivación y las intenciones correctas para alcanzar la iluminación
  • Hablar correctamente – Decir sólo la verdad, sin maldad ni mentiras
  • Acción Correcta – No robar, no causar daño, no herir a ningún ser vivo.
  • Vida recta – Ganarse la vida por medios morales.
  • Esfuerzo correcto – Intentar mejorar constantemente
  • Conciencia Correcta – Vivir el momento presente
  • Concentración correcta – La capacidad de centrarse en una cosa con plena atención.

El objetivo del budismo es superar el dolor causado por la ignorancia de la verdadera naturaleza de la realidad y el deseo. La verdadera naturaleza de la realidad incluye tanto la impermanencia como la inexistencia del yo.

La mayoría de las tradiciones budistas del mundo se centran en la consecución del nirvana o el camino hacia el estado de Buda mediante la superación del yo individual. Esto es lo que conduce al final del ciclo de muerte y renacimiento.

Para la mayoría de los estudiosos actuales, existen dos ramas principales del budismo: la Theravada y la Mahayana. El budismo Theravada está muy extendido en el sudeste asiático, especialmente en Tailandia, Laos, Camboya y Myanmar, pero también en Sri Lanka. El budismo Mahayana se practica ampliamente en China continental, Nepal, Bután, Malasia, Vietnam, Japón, Taiwán y la península de Corea.

Similitudes entre estoicismo y budismo

Existen algunas coincidencias notables entre el estoicismo y el budismo. Ambos enfoques pueden ayudar a las personas a ser más sabias, más tranquilas y a mejorar sus vidas.

Sufrimiento

Cuando Buda visitó el mundo por primera vez, se enfrentó a una sombría constatación: está lleno de sufrimiento. Éste fue el catalizador del nacimiento del budismo, pues su descubrimiento de la realidad del sufrimiento le condujo a la búsqueda de la verdad.

El fundador de la escuela estoica de filósofos, Zenón de Citio, también se vio impulsado potencialmente por el dolor en su creación.

Zenón era un rico comerciante, pero toda su vida cambió cuando naufragó. Después fue a Atenas y visitó a un librero. Allí encontró las Memorias de Jenofonte, en las que halló un relato de Sócrates que le gustó.

Preguntó al librero dónde podía encontrar gente como Sócrates. El librero le indicó a un hombre que pasaba por allí en aquel momento: el cínico más famoso que vivía en Grecia en aquella época, Krati de Tebas. Zenón estudió entonces con él y pronto empezó a enseñar en la Logia Poikili, de la que el estoicismo toma su nombre.

No sólo la conciencia y la experiencia del sufrimiento son parte esencial de la razón de ser de estas dos escuelas de pensamiento, sino que el sufrimiento también desempeña un papel central en el budismo y el estoicismo.

Tanto el budismo como el estoicismo se centran en la eliminación del sufrimiento, aunque por medios ligeramente distintos. Los estoicos intentan librarse del dolor aceptando lo que no pueden controlar y centrándose en lo que pueden controlar, mientras que los budistas eliminan el dolor de sus vidas distanciándose de sus deseos.

Mientras que los estoicos nos enseñan que el dolor y la adversidad nos hacen más fuertes y capaces, Buda enseñó la idea de que la vida es sufrimiento y que toda la vida es dolor. El estoicismo sostiene que incluso las cosas malas que te ocurren son en realidad buenas, porque es el destino el que se desenvuelve y te da la oportunidad de practicar la virtud.

Tanto el estoicismo como el budismo parecen asumir que el sufrimiento es real en sí mismo. Si estuvieras sufriendo, un estoico probablemente te aconsejaría que vieras la experiencia como una oportunidad de crecimiento. Un budista, en cambio, explicaría que sólo sufres tu dolor porque deseas no tener dolor. Si puedes librarte de ese deseo, dejarás de sufrir.

Aunque ciertamente existen diferencias en la forma en que estoicos y budistas afrontan el dolor, puede decirse que ambas escuelas de pensamiento pretenden afrontar el dolor comprendiendo su papel en la vida y haciendo las paces con él.

«El sabio acepta su dolor, lo soporta, pero no lo magnifica». – Marco Aurelio

«A la gente no le molestan los hechos, sino sus opiniones sobre los hechos». – Epicteto

El dolor en la vida es inevitable, pero el sufrimiento no lo es. El dolor es lo que el mundo te hace, el dolor es lo que te haces a ti mismo». – Buda Gautama

Felicidad

Tanto el budismo como el estoicismo suponen que los seres humanos pueden extraer la felicidad de una fuente interior y no tienen que depender de la montaña rusa de la vida.

El camino hacia la felicidad es el siguiente: mantén tu corazón libre de odio y tu mente libre de preocupaciones. Vive con sencillez, da mucho. Llena tu vida de amor. Haz a los demás lo que quieres que te hagan a ti – Gautama Buda.

Moderación

En el estoicismo, una de las cuatro virtudes básicas es la moderación, que en realidad es otra palabra para templanza. Esto significa que no debes privarte de las cosas que necesitas (como sugieren algunas escuelas de pensamiento ascético), pero tampoco debes ser demasiado derrochador. Básicamente, en todo hay un término medio.

En el budismo, el Noble Óctuple Sendero consta de ocho pasos, todos los cuales están interconectados y ayudan a cultivar los demás. Estos ocho pasos también se denominan Vía Media, que sugiere una forma de vida equilibrada entre la escasez y la abundancia, esencialmente moderación.

«Todo con moderación, incluida la moderación». – Buda Gautama

«Observa, pues, esta sana y saludable regla de vida: complace a tu cuerpo sólo lo necesario para gozar de buena salud». – Séneca

Mantente presente en todo momento

Un concepto común al budismo y al estoicismo es la idea de que nuestra atención debe centrarse siempre en el momento presente.

En el budismo existe la idea de que es imposible tener deseos si realmente vives en el momento presente. Tener un deseo significa que estás soñando con algo que no está en tu presente, y estar atento en el momento presente significa que no puedes pensar en deseos.

«La verdadera felicidad consiste en disfrutar del presente sin confiar ansiosamente en el futuro, no abrigar esperanzas ni temores, sino contentarse con lo que se tiene, que es suficiente; pues quien es así no desea nada.» – Séneca

«No te detengas en el pasado, no sueñes con el futuro, sino concéntrate en el momento presente». – Buda Gautama.

La importancia de la propia práctica

Una de las similitudes más importantes entre el estoicismo y el budismo es que ambas son filosofías prácticas. Ésta es quizá una de las razones más importantes por las que estas dos escuelas de pensamiento siguen atrayendo a más seguidores más de dos mil años después de su fundación.

Ambos tratan de cambiar la forma de pensar para vivir una buena vida. Aunque en ambos casos se trata de tomar el control de tus procesos mentales, los dos requieren una acción constante y consciente.

En el estoicismo, los seguidores recurren a las cuatro virtudes básicas (sabiduría, templanza, justicia y valor) para guiar sus acciones. Los budistas, en cambio, siguen el Noble Óctuple Sendero.

«Sean cuales sean las palabras sagradas que leas, sean cuales sean las palabras que digas, ¿de qué sirven si no las pones en práctica?» – Buda Gautama

«Primero dite a ti mismo lo que quieres ser; luego haz lo que tengas que hacer». – Epicteto

Comparte

El budismo hace mucho hincapié en el aspecto impermanente de la vida humana: la impermanencia de todo es la razón principal por la que el sufrimiento es causado por el deseo. Básicamente, estamos condenados a sufrir si nos apegamos a cosas que son impermanentes, inestables y poco fiables.

Los estoicos también se ocuparon de estas ideas: Marco Aurelio menciona repetidamente la idea general de que «el universo es cambio». Estos antiguos filósofos también hablaron de la realidad de la muerte como parte natural de la vida, reflejando el hecho de que nuestras vidas son pasajeras. Por ejemplo, Aurelio afirmó que

«Alejandro Magno y su arriero murieron, y a ambos les ocurrió lo mismo» – Marco Aurelio.

Ambas escuelas de pensamiento reconocen que todo está en constante movimiento y que reconocer esta realidad forma parte del camino hacia la verdad y una mente en paz.

«En cada momento nacemos y morimos. Así son las cosas». – Buda Gautama

Responsabilidad

Otro aspecto común digno de mención es que tanto el estoicismo como el budismo hacen recaer en el individuo la responsabilidad de una buena vida.

En el estoicismo, es responsabilidad del individuo comprender cómo ser virtuoso y vivir de ese modo. También está en su mano reconocer lo que puede controlar y lo que no, y centrar su atención sólo en las cosas que puede controlar. En el budismo, la experiencia de cada uno también se coloca directamente en su regazo. Nadie más puede recorrer el Óctuple Sendero por ti.

«La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos». – Marco Aurelio

El mal se hace a sí mismo; el hombre se infecta a sí mismo. El mal no se hace por sí mismo; el hombre se hace puro por sí mismo. La pureza y la impureza dependen de uno mismo; nadie puede purificar a otro». – Buda Gautama

Meditación

La meditación estoica y la meditación budista no son lo mismo, pero ambas escuelas de pensamiento utilizan la meditación como una práctica importante.

Podrían escribirse (y se han escrito) libros enteros sobre ambos temas, pero en resumen, la meditación budista suele centrarse en calmar los pensamientos, mientras que la meditación estoica es más un ejercicio contemplativo, como imaginar lo que podría ir mal en la preparación o meditar sobre la muerte.

«Tu mente es algo poderoso. Si lo filtras con pensamientos positivos, tu vida cambiará». – Buda Gautama

Los bienes materiales y los placeres mundanos.

Ambas escuelas de pensamiento enseñan que las personas no deben dedicar su tiempo a perseguir los placeres mundanos. Si persigues bienes materiales o placeres mundanos, pierdes la oportunidad de perseguir algo mucho más sustancial.

¿Qué es mucho más significativo que disfrutar de los placeres del plano terrenal?

Perfección de mente y alma.

Aunque pensamos que las cosas nos hacen felices, en realidad son la fuente de una increíble cantidad de sufrimiento en el mundo humano.

Tanto el budismo como el estoicismo pueden ayudar a las personas a renunciar a la búsqueda de placeres rápidos y bienes materiales para vivir una vida emocionalmente más estable y feliz.

La felicidad no se encuentra en los bienes materiales. En cambio, las personas deben encontrar la felicidad en sí mismas y en sus experiencias. Buda enseñó a menudo el poder de dar y cómo desprenderse de las posesiones nunca conduce al daño emocional. – Buda Gautama

«Una vez más, no poseamos nada que pueda ser arrebatado a un enemigo intrigante con gran ventaja. Que te acompañe el menor botín posible».  – Séneca

Compasión

En el budismo se hace mucho hincapié en la compasión, pero el estoicismo también hace mucho hincapié en la motivación para hacer lo que podamos para ayudar a los demás. Para los estoicos, es importante mostrar compasión y recordar que el problema de una persona no es el acontecimiento en sí, sino la comprensión del mismo. Para los budistas, es importante practicar la compasión sin apego.

«Dondequiera que haya un ser humano, hay también una oportunidad para la bondad» – Séneca

«Ten compasión de todos los seres, ricos o pobres; cada uno tiene su propio sufrimiento. Algunos sufren demasiado, otros no lo suficiente». – Buda Gautama

Educación de la mente

Otra similitud notable es la idea de que podemos entrenar nuestra mente.

El entrenamiento mental estoico se ha hecho cada vez más popular en los últimos años, pero el budismo también posee una rica colección de herramientas de entrenamiento mental.

«Un hombre es tan infeliz como se ha convencido a sí mismo de que lo es». – Séneca

«Calma la mente y el alma hablará». – Buda Gautama

Vivir moralmente

Tanto el estoicismo como el budismo tienen ideales morales muy elevados. La moral es el segundo elemento del camino budista, mientras que la virtud en el estoicismo es el único bien y es necesaria para vivir en armonía con la naturaleza (y llevar así una vida feliz).

«¿Cuál es el objetivo de la virtud sino una vida fluida?

«Aquel que recorre el óctuple noble sendero con firme determinación alcanzará con seguridad el Nirvana». – Buda Gautama

Ver con claridad

La evaluación correcta de las cosas es importante en ambas escuelas de pensamiento. Para los estoicos, ver con claridad significa desafiar los falsos juicios y emociones con la comprensión de que la virtud sólo es buena y el vicio sólo malo.

En el budismo, en cambio, es importante reconocer la verdad de dukkha, que incluye las ideas de no-yo e impermanencia.

Manifestaciones externas

Los estoicos creían que nuestra felicidad o infelicidad depende de nuestra interpretación de los acontecimientos, no de los acontecimientos en sí. Podemos controlar cómo reaccionamos ante los acontecimientos, por lo que podemos vivir felices aunque no podamos controlar todos los acontecimientos externos que nos afectan.

Parte de este pensamiento está relacionado con la impermanencia de la vida, una idea que también se encuentra en el estoicismo y el budismo. Ambas escuelas de pensamiento se centran en la impermanencia de la existencia y en el hecho de que toda vida humana es impermanente. Para los estoicos, los acontecimientos externos no deben preocuparte porque no durarán para siempre, ya sea el acontecimiento o tu vida.

Apego, deseo y aversión

Tanto el estoicismo como el budismo creen que lo mejor para las personas es no dejarse esclavizar por los deseos. En el budismo, el deseo es la causa raíz de todo sufrimiento. Los antiguos estoicos enseñaban que la pasión conduce al mal (que es el único mal, mientras que la virtud es el único bien).

Estoicismo vs. Budismo: las diferencias

La mayoría de las diferencias entre estoicismo y budismo se refieren a sus explicaciones sobre el funcionamiento del mundo. También hay que señalar que el budismo se considera una religión, mientras que al estoicismo se le suele denominar filosofía.

Los orígenes y los fundadores

Quizá la diferencia más evidente entre estoicismo y budismo resida en sus orígenes. Se dice que el budismo comenzó cuando un hombre nacido en una familia rica abandonó a su familia para vivir la vida de un asceta errante. Luego vagó por las llanuras del río Indio del Norte, enseñando a otros el camino intermedio entre el ascetismo estricto y el placer sensual, así como técnicas para entrenar la mente.

Este hombre, conocido como Buda Gautama o simplemente Buda, vivió probablemente en el siglo VI o V.

El estoicismo, por su parte, fue fundado en Atenas a principios del siglo III a.C. por un hombre llamado Zenón de Citio, como vimos anteriormente en este artículo. Aunque se considera a Zenón el fundador del estoicismo, en muchas escuelas budistas no se le tiene el mismo respeto que a Buda. En el budismo, a Buda no se le considera un dios, pero sí un ser extraordinario al que, sin duda, sus seguidores consideran de forma diferente a lo que los estoicos dirían de Zenón.

Felicidad

Aunque hemos hablado de la similitud de la felicidad, también es interesante observar las diferencias en la forma en que estoicos y budistas tratan este concepto.

En resumen, para los estoicos, la meta de la felicidad es la alegría que proviene del crecimiento del propio camino. Para los budistas clásicos, en cambio, el camino conduce al estado de Buda o nirvana, que, por decirlo en pocas palabras, significa felicidad trascendental.

Relación con los animales

Uno de los cinco preceptos que sirven de guía moral a los budistas es que no se debe matar a ningún ser sensible. El budismo supone que una persona tiene un renacimiento mejor si salva a un animal de ser asesinado. El estoicismo, en cambio, no rechaza matar animales de este modo.

Mala conducta sexual

Aunque tanto el budismo como el estoicismo sostienen que sus seguidores no deben cometer conductas sexuales inapropiadas, existen algunas diferencias dignas de mención a este respecto.

Evitar la conducta sexual inapropiada es una de las cinco directrices éticas mencionadas anteriormente. Los monjes budistas, por ejemplo, pueden ser expulsados de su monasterio si infringen las estrictas normas, incluida la norma sobre mala conducta sexual.

Los estoicos, en cambio, seguían las cuatro virtudes básicas, una de las cuales es la abstinencia. La idea que subyace a la templanza (también conocida como moderación) es que una persona no debe excederse.

Qué ocurre después de la muerte

Una diferencia importante entre estas dos escuelas de pensamiento es la idea de lo que nos ocurre después de morir.

Una creencia central del budismo gira en torno a la idea del karma. Esto significa esencialmente que nuestras acciones en esta vida determinan la clase de vida en la que naceremos después de morir. Si eres bueno en esta vida, tu próxima vida será mejor y viceversa.

Los estoicos no comparten la idea de la reencarnación. Diversos filósofos estoicos de la antigüedad tienen sus propias ideas sobre lo que nos ocurre después de la muerte. Sin embargo, lo que parece más importante para los estoicos es la importancia de aceptar la muerte como un proceso natural de la vida y la existencia.

La razón frente a la renuncia al deseo

Aunque tanto el budismo como el estoicismo sostienen que los individuos deben evitar los deseos y las pasiones porque conducen al sufrimiento, sus puntos de vista difieren sobre cómo puede lograrse esto.

En el budismo, una persona debe renunciar al deseo para alcanzar la iluminación. Para los estoicos, las personas deben utilizar su razón para llevar una vida virtuosa que les impida ser presa del sufrimiento causado por la maldad.

El concepto del Dios Creador

En el budismo, no existe un Dios Creador, sino una cadena interminable de causalidades. No obstante, hay que señalar que existen seres divinos y otras deidades budistas. Sin embargo, la religión enseña que ninguno de estos dioses es un ser eterno (aunque pueden vivir mucho tiempo) y que ninguno de ellos es un creador.

Los estoicos, en cambio, creían que todo el universo está interconectado y lleno de la esencia de lo divino. Los estoicos creían que toda la naturaleza (es decir, la naturaleza humana, el mundo físico y el universo entero) es racional y esencialmente Dios.

Conclusión sobre la diferencia entre estoicismo y budismo.

Por supuesto, hay muchas diferencias entre el estoicismo y el budismo, pero ambas son filosofías que la gente puede aplicar a su vida para vivir mejor. Tanto si eres un estoico practicante como si acabas de conocer esta escuela de pensamiento, hay mucho conocimiento y verdad en el pensamiento budista.

Es realmente sorprendente imaginar que estas dos filosofías diferentes surgieran tan distantes en tan sólo unos siglos, teniendo en cuenta lo mucho que se solapan. Esto sugiere que los sabios que estaban detrás de estas escuelas de pensamiento bebían de las mismas corrientes de verdad y las comunicaban a los demás a su manera.

Si quieres saber más sobre el estoicismo y buscas más citas inspiradoras de algunos de los mejores pensadores estoicos de la historia, visita nuestro blog.

tienda estoica

Tienda estoica en español

Recordatorios prácticos y físicos para la práctica del estoicismo.

Artículos sobre estoicismo relacionados