Cartas de un estoico de Séneca

Cartas de un estoico 35 – Resumen y principales conclusiones

Cartas de un estoico 35 es una carta bastante corta pero intrigante. Séneca le dice a Lucilio que, aunque se quieren, todavía no son técnicamente «amigos». Según Séneca, la única manera de que sean amigos es que Lucilio siga superándose. La amistad entre dos hombres se define por la semejanza de su sabiduría. Le dice a Lucilio que se apresure en su búsqueda de la superación personal en la que tanto énfasis pone en esta carta. «Apresúrate a encontrarme, pero apresúrate primero a encontrarte a ti mismo. Progresa y, ante todo, procura ser consecuente contigo mismo» Con la creencia de que el verdadero bien sólo puede encontrarse en el interior, los estoicos siempre han antepuesto el autodesarrollo a cualquier otra cosa. El propio Séneca supervisó innumerables veces en sus cartas el progreso de Lucilio en su crecimiento. En este proceso, la voluntad y la constancia son los componentes clave más importantes según el sabio. «Un cambio de la voluntad indica que la mente está en el mar, dirigiéndose en varias direcciones, según el curso del viento. Pero lo que es firme y sólido no se mueve de su sitio. «

tienda estoica

Tienda estoica en español

Recordatorios prácticos y físicos para la práctica del estoicismo.