Estoicismo store

Tienda estoica > Blog estoicismo

Significado de Amor Fati: estoicismo y amor al destino

Contenido

«Acepta las cosas con las que el destino te pone en relación, y ama a las personas con las que el destino te pone en relación, pero hazlo de todo corazón».

  • Marco Aurelio

¿Qué significa la práctica estoica de Amor Fati? El estoicismo es un marco excelente para la vida moderna; las ideas son sencillas en apariencia, pero su valor puede ser profundo.

Sin embargo, como ocurre con muchas otras filosofías, hay conceptos que necesitan una pequeña explicación para descubrir su significado; el Amor Fati es una de esas prácticas. A primera vista es un concepto sencillo, pero cuando se entiende correctamente es una fuente increíble de gratitud, paz mental, estabilidad, resistencia y bienestar.

Entonces, ¿qué es?

¿QUÉ SIGNIFICA «AMOR FATI»?

Los estoicos nos han legado un puñado de ideas sencillas y eficaces para vivir una vida más plena.

Uno de estos conceptos estoicos es el amor fati, que significa «amor a la suerte» o «amor al destino».

Amor Fati es la práctica de aceptar y abrazar todo lo que ha ocurrido, está ocurriendo y volverá a ocurrir. Es la comprensión de que la naturaleza del universo es el cambio y que sin cambio no existiríamos, no existirían nuestras relaciones, no reiríamos, no lloraríamos, no amaríamos, no crearíamos y no creceríamos. No experimentaríamos nada de eso.

Tanto si el cambio es bueno como si es malo, tanto si trae alegría, dolor o pérdida, es necesario. Miles de millones de años de cambio, variación, mutación y crecimiento constantes nos han llevado a donde estamos ahora. No estarías leyendo este texto ahora si no fuera por todos los acontecimientos que te han precedido. Así es como podemos aprender a amar el destino.

«¿Tienes miedo al cambio? Pero, ¿qué puede haber sin ella? ¿Qué está más cerca del corazón de la naturaleza? ¿Puedes darte un baño caliente y dejar la leña como estaba? ¿Puedes comer alimentos sin procesarlos? ¿Puede darse un proceso de vida sin cambiar nada?

¿No lo entiendes? Esto también es cierto para ti, y es igual de importante para la naturaleza».

  • Marco Aurelio

CONCEPTO DE AMOR FATI Y CÓMO PODEMOS UTILIZARLO:

Victor Frankl fue un psicoterapeuta judío que vivió durante la Segunda Guerra Mundial. Durante la guerra fue enviado a varios campos de concentración, incluido Auschwitz.

Frankl sobrevivió a los horrores de este campo y escribió un libro titulado El hombre en busca de sentido (que te recomiendo que leas). Tenía una filosofía muy sencilla que cree que le ayudó a sobrevivir a las penurias y adversidades de los campos de concentración nazis:

«No puedes controlar lo que te ocurre en la vida, pero siempre puedes controlar lo que sientes y lo que haces con lo que te ocurre».

Así es como utilizamos los conceptos de la filosofía. No para ejercer más control sobre el mundo, sino para asumir la responsabilidad de cómo lo vemos y cómo respondemos a él. Tomando la decisión consciente de cambiar nuestra percepción a mejor.

En Amor Fati, esto significa cambiar la forma en que percibimos lo que nos ha ocurrido o lo que nos está ocurriendo.

¿Hemos tenido problemas? Bien. ¿Qué posibilidades nos ha dado de crecer?

¿Hemos experimentado pérdidas? ¿Cómo hemos aprendido a apreciar lo que tenemos y a no dar las cosas por sentadas?

¿Hemos perdido nuestros puestos de trabajo? ¿Qué puertas se han abierto que podrían haber permanecido cerradas?

Esto puede sonar demasiado optimista, pero si estos acontecimientos ya han sucedido, no nos sirve de nada andar con negatividad. La negatividad no cambiará el pasado, pero el optimismo puede mejorar la forma en que vivimos ahora.

EL CONCEPTO DE AMOR FATI:

El amor fati se atribuye a menudo a los estoicos. El filósofo esclavo Epicteto hablaba de conceptos similares. El filósofo estoico Marco Aurelio escribió en su diario Meditaciones sobre el destino.

Filósofos posteriores, como Nietzsche, utilizan el término Amor Fati explícitamente en sus escritos. Nietzsche escribe:

«Mi fórmula para la grandeza de un hombre es el amor fati: que no quiera nada más, ni hacia delante ni hacia atrás ni en la eternidad. No sólo para soportar lo necesario, ni mucho menos para ocultarlo -todo idealismo es una mentira ante lo necesario-, sino para amarlo.»

Aquí Nietzsche está diciendo que no debemos escondernos del destino, no debemos ocultarlo ni desear que sea de otro modo. Es como será, no como nos gustaría que fuera. Debemos aceptarlo. Pero más que aceptar, debemos amar nuestro destino y abrazarlo.

«Porque nada es suficiente en sí mismo, ni en nosotros ni en las cosas; y si una sola vez nuestra alma tembló de felicidad y sonó como una cuerda de arpa, toda la eternidad fue necesaria para que se produjera ese único acontecimiento, y en ese único momento de afirmación toda la eternidad fue llamada buena, redimida, justificada y confirmada.»

Aquí Nietzsche está diciendo que todo el mundo y toda la historia fueron necesarios para conducirnos a este momento de felicidad en el que somos felices. Sin esa historia no estarías aquí y no habrías sentido esa felicidad.

Así pues, cuando te resistes, odias o te quejas del destino, te estás resistiendo a las circunstancias que te dieron la vida y la experiencia. Como una serie de fichas de dominó que se derriban unas a otras. La primera ficha de dominó es necesaria para que caiga la última. Del mismo modo, todas las condiciones del pasado fueron necesarias para que ahora estés aquí.

El autor Robert Greene escribe

«Fue a través de Nietzsche como descubrí el amor fati. Simplemente me enamoré de la idea, porque el poder que puedes tener en tu vida si aceptas tu destino es tan inmenso que casi cuesta entenderlo. Sientes que todo ocurre por una razón y que depende de ti hacer de esa razón algo positivo y activo».

Aunque no creo que todo ocurra por una «razón», creo que Greene tiene razón. Tenemos que abrazar el destino, conquistarlo y utilizarlo para crear algo positivo. Resistirse a cosas que ya han sucedido es sólo una fuente de dolor innecesario.

LA QUEJA ES ENEMIGA DE LA ACCIÓN:

Hoy en día, escritores más modernos escriben sobre el destino de forma similar. Robert Greene, por ejemplo, escribió

«Deja de desear que ocurra otra cosa, que el destino sea diferente. Es como vivir una vida falsa.

Cada vez que nos sorprendemos deseando algo diferente, eso nos impide aceptar el mundo tal como es y encontrar la forma de avanzar y pasar a la acción.

Cuidado con quejarte y desear que las cosas fueran diferentes. Nos anclan en la negatividad y nos impiden pasar a la acción.

Por último, quiero dejarte con una cita del filósofo francés Albert Camus:

«La voluntad de vivir sin rechazar nada de la vida, ésa es la virtud que más valoro en este mundo».

No rechaces nada. La próxima vez que salgas bajo la lluvia. No te enfades porque estés mojada, sino concéntrate en cómo te sientes y disfrútalo. No tenemos muchos años de experiencia, así que podemos amar lo que podemos.

Amor Fati.

Preguntas frecuentes